spot_img
spot_img

La primera vuelta perfecta de los líderes de la Trajana

01/02/2017 – El Infantil ‘A’ ha conseguido llegar al ecuador del campeonato sumando todos los puntos en juego.

 

¡Qué números! ¡Qué forma de ganar partidos! Si tuviéramos que escoger una palabra para describir la trayectoria deportiva que está llevando el Infantil ‘A’ de la Trajana sólo podríamos usar términos grandilocuentes. ‘Espectacular’ podría ser la palabra adecuada.

 

El equipo dirigido por Adri Carbonell y Marc Fernández se ha convertido en único dentro de la entidad. Ha ganado todos los partidos de la primera vuelta (un total de 14) y es uno de los equipos infantiles que menos goles recibe de toda Cataluña (sólo 5 en más de 1.100 minutos de juego).

 

Aún queda media liga por jugarse, pero la Trajana (42) ya le saca diez puntos al segundo clasificado: el Vila Olímpica (32). ¿Qué ha convertido a estos chichos en un bloque casi imbatible?

 

“Pudimos montar un grupo majo con muchos jugadores que se conocían de la temporada pasada. Perdimos a algunos de segundo año que destacaban mucho y eso nos hizo modificar nuestra forma de jugar. Jugamos al toque, porque físicamente no somos un grupo muy potente”, detalla Adri Carbonell (20), técnico de la Trajana.

 

El entrenador del conjunto adrianense vive su quinta temporada en los banquillos y en esta ha dado el salto del fútbol 7 al fútbol 11. “En principio el objetivo era repetir el cuarto lugar de la liga anterior y competir todos los partidos, pero ahora vemos que tenemos potencial para subir. Cuando ganamos a todos los rivales de la parte alta nos dimos cuenta que teníamos que cambiar la mentalidad y ser más ambiciosos”, añade Carbonell.

 

Una máquina de defender

 

El objetivo del Infantil ‘A’ de la Trajana es ser campeón de Segunda y subir de categoría. Para conseguirlo, los amarillos deberán mantener su mejor baza: la de no encajar goles. Con sólo cinco dianas recibidas es una de las plantillas con mejor balance de toda Cataluña.

 

“Me sorprende mucho este dato, porqué hablamos de chicos de 12 y 13 años. En estas edades a veces defender gusta poco y los entrenadores tenemos problemas para que los jugadores corran y sean disciplinados tácticamente. Con ellos no me pasa esto. Lo que más destaco de ellos es que saben sufrir cuando las cosas se ponen difíciles. Estos chicos tienen carácter”, celebra el entrenador adrianense.

 

Adri Carbonell ve al grupo “muy motivado” y está intentando mantener viva la llama de la ambición. “Hemos sufrido muchas lesiones, pero ni así nos han podido ganar. Esto nos ha dado aún más confianza. Otro aspecto positivo es que hay un buen grupo de padres. Hacen bastante piña entre ellos y también nos ayudan”.

 

Los estudios, en un primer plano

 

Aunque a nivel deportivo las cosas estén funcionando a la perfección, en el cuerpo técnico tampoco olvidan que el buen rendimiento también se tiene que dar en el instituto.

 

“Lo más importante para los chicos es atender en clase y sacar buenas notas. El otro día me reuní con un padre que había castigado a su hijo sin venir a entrenar por ir mal en clase y le mostré mi apoyo. El fútbol es una consecuencia del rendimiento académico”, asegura Adri Carbonell.

 

El entrenador de la Trajana es consciente que la derrota puede llegar en cualquier momento y es por eso que intenta mantener a la plantilla con los pies en el suelo. “A los chicos les insisto mucho. Si pinchamos, los rivales no van a dejar escapar muchos puntos porque nos verán alcanzables. Ahora no podemos ir de sobrados”, sentencia el técnico. 

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,570FansAgradda
1,544SeguidorsSeguir
2,447SeguidorsSeguir
35SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM