spot_img
spot_img

El Ayuntamiento decreta el cierre indefinido del Marina Besòs

04/11/2016 – La concesionaria acude al juez para que ordene que el polideportivo se mantenga abierto y los trabajadores piden que Inspección de Trabajo intervenga.

 

El polideportivo Marina Besòs ha cerrado al público. Como estaba previsto desde que la empresa que gestionaba el equipamiento público diera por finalizada su responsabilidad a finales de octubre al declarar la imposibilidad de pagar nóminas y facturas, el Ayuntamiento ha hecho efectiva la clausura del complejo deportivo este jueves, sin concretar cuándo reabrirá.
Según informa el comité de empresa, las instalaciones ya no han abierto puertas el viernes. Los representantes de los 46 empleados han solicitado que Inspección de Trabajo intervenga, ya que se sienten en un “limbo legal”, en el que ni se ha extinguido sus contratos, ni pueden tramitar la solicitud para percibir el subsidio de desempleo ni tampoco acceder a sus puestos.
Aun sin un administrador al frente, la zona deportiva siguió en funcionamiento con aparente normalidad hasta la tarde del jueves. No obstante, el acceso a la piscina estaba prohibido y no había agua caliente en los vestuarios desde que se cortara el abastecimiento de gas a finales de octubre, por una deuda de unos 50.000 euros en facturas impagadas.
En paralelo, la empresa Gimesport, gestora del Marina Besòs que hizo patente el vencimiento de la concesión devolviendo las llaves al Ayuntamiento, solicitó el miércoles a un juzgado contencioso administrativo de Barcelona que obligue al Consistorio a mantener abierto el recinto. Asimismo, insta a que el juez ordene a Sant Adrià a costear todos los gastos del polideportivo, incluidos los sueldos del personal.
La compañía ha reclamado, como medida cautelar urgente, que se suspenda el cierre y se fuerce al Ayuntamiento a intervenir temporalmente la concesión. De momento, el magistrado aún no se ha pronunciado. 
Gimesport plantea en el recurso contencioso que ha interpuesto que el Ayuntamiento asuma “todos los ingresos y gastos que se generen con la explotación del servicio” y que el polideportivo siga abierto para los usuarios. La firma, que ha cifrado la deuda que ha dejado pendiente de pago en unos 700.000 euros, alega que asegurar la apertura de la instalación es la única vía para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo.
En cambio, el comité de empresa ha propuesto un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal, para dejar en suspenso los contratos de la plantilla al objeto de no perder el derecho de ser absorbidos por la empresa que, en una fecha indeterminada, pase a encargarse del recinto. El presidente del comité, Jesús Ribó, afirma que no han recibido respuesta por el momento, por lo que han acudido a Inspección de Trabajo. La empresa aduce en el contencioso que la clausura de la instalación le aboca al concurso de acreedores y la extinción de los contratos de los 46 empleados, que no han cobrado su salario en octubre.
Gimesport vuelve a culpar al gobierno local de la deficitaria situación del polideportivo en el escrito al juez que firma su administrador, José María Palacín. Según interpreta la sociedad, el Ayuntamiento había planeado una “buscada falta de reacción” ante el anunciado corte de gas, con la supuesta intención de provocar que Gimesport “se viera obligada a solicitar la extinción de la concesión”.    
La gestora sostiene que el Consistorio podría haber echado mano del aval de 271.000 euros que depositó para resolver posibles perjuicios en la gestión del complejo. La empresa cree que “esta situación podría haberse evitado y no haberse visto obligada a solicitar la extinción de la concesión si el Ayuntamiento hubiera hecho frente a sus obligaciones”.
Gimesport señala al Consistorio como responsable de haber causado “un importante desequilibrio en el balance económico financiero de la concesión”, desatendiendo presuntamente compromisos de inversión y dejándole de transferir más de 1,2 millones de euros por las horas en que clubes de la ciudad ocupaban el pabellón. La empresa exige ese importe en otro litigio en marcha.
Gimesport se reserva reclamar una indemnización al Ayuntamiento, que no cuantifica en su recurso. No obstante, cifra que acumulaba unas pérdidas de 917.887,31 euros al finalizar 2015.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

  1. Y en medio de esta guerra los
    Y en medio de esta guerra los abonados, usuarios, escuelas, club natacion, club waterpolo Sant Adria con mas de 150 deportistas en la cuerda floja.

  2. Y en medio de esta guerra los
    Y en medio de esta guerra los abonados, usuarios, escuelas, club natacion, club waterpolo Sant Adria con mas de 150 deportistas en la cuerda floja.

  3. Y en medio de esta guerra los
    Y en medio de esta guerra los abonados, usuarios, escuelas, club natacion, club waterpolo Sant Adria con mas de 150 deportistas en la cuerda floja.

  4. Y en medio de esta guerra los
    Y en medio de esta guerra los abonados, usuarios, escuelas, club natacion, club waterpolo Sant Adria con mas de 150 deportistas en la cuerda floja.

Comments are closed.

SEGUEIX-NOS

3,570FansAgradda
1,544SeguidorsSeguir
2,451SeguidorsSeguir
35SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM