spot_img
spot_img

El pleno de Sant Adrià debate el futuro crematorio: su construcción no tiene marcha atrás

31/03/2016 – La polémica edificación de un tanatorio con horno funerario en la ciudad ha sido uno de los temas estrella del pleno de este miércoles.

La polémica del crematorio de Sant Adrià ha entado de lleno en el pleno municipal este miércoles por la tarde a raíz de una moción del grupo de MES. La propuesta, presentada por la regidora Isabel Marcuello, pedía paralizar la concesión de la licencia de actividad del futuro tanatorio, proyectado entre el Besòs y la Ronda Litoral, para convocar una consulta ciudadana en la que preguntar a los vecinos si quieren o no un horno crematorio funerario en su localidad.

 

La moción no ha encontrado apoyo alguno en el resto de partidos. La mayoría, si no todos, han explicado que la iniciativa privada que pretende edificar el tanatorio y su petición de licencia están en trámite y que detenerla supondría graves consecuencias jurídicas, penales y económicas para el Ayuntamiento. En este sentido, los portavoces han argumentado que organizar un referéndum no tendría ningún sentido, dado que el procedimiento debería seguir su curso aunque el resultado de la votación vecinal fuese contrario. “Se trata de un procedimiento reglado. Crearíamos falsas expectativas”, argumentaron ayer los representantes de los partidos, des de Sant Adrià en Comú hasta CiU, pasando por ERC, Ciutadans, ICV-EUiA y el PSC.

 

A tenor de la moción, eso sí, las distintas fuerzas del pleno han enseñado sus cartas ante un tema que despierta las inquietudes de una parte de la ciudadanía y que ha llevado al salón de sesiones, este miércoles, a un grupo de personas bajo el paraguas de la plataforma Stop Crematori SAB, carteles en mano. En líneas generales, nadie se opone al servicio de tanatorio en sí, sino a la actividad de horno crematorio que éste conllevará. Sant Adrià en Comú, MES y ERC se oponen a la instalación del crematorio por la gran controversia que despierta y por el aumento de las emisiones contaminantes que se generarían en la ciudad, por pequeño que sea.

 

En las antípodas se encuentra el equipo de gobierno, PSC, Ciutadans, ICV-EUiA y CiU, que defienden la necesidad de un equipamiento como el tanatorio, e incluso del crematorio, por la creciente demanda de incineraciones. Además, apuntan que el nivel de contaminación sería muy bajo. El ejecutivo liderado por Joan Callau, por su parte, asegura que exigirá a la empresa que gestione las instalaciones que los filtros del futuro horno cuenten con los máximos niveles de control, aunque se trate de un crematorio de pequeña capacidad. El PP, por su parte, ha preferido abstenerse y no quiere desvelar su posición sin antes revisar los informes ambientales de las administraciones competentes.

 

El nivel de información, una de las quejas de la plataforma Stop Crematori, ha sido la otra gran baza del debate. Distintos partidos, como MES o el PP, han señalado al gobierno por no haber informado de la construcción del crematorio. Los socialistas, en cambio, afirman que la incorporación del horno al proyecto del tanatorio ha sido una realidad desde el primer momento de todo este largo procedimiento, en 2006. “Todas las fuerzas políticas han ido dando el visto bueno a esta iniciativa desde 2006 sin ninguna polémica”, ha espetado la regidora Filo Cañete, quien ha dejado entrever que el movimiento contrario al tanatorio ha surgido estos últimos meses por “intereses comerciales”, una vez se llevó a cabo la licitación de la obra a favor de una de las empresas interesadas.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,570FansAgradda
1,544SeguidorsSeguir
2,448SeguidorsSeguir
35SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM