spot_img
spot_img

La policía reanima a un ciclista accidentado en paro cardíaco y le salva la vida

30/11/2015 – El hombre sobrevivió gracias al desfibrilador que la patrulla del cuerpo local llevaba en el vehículo.

La Policía Local de Sant Adrià lo ha vuelto a hacer. Una patrulla salvó la vida a un hombre en el parque fluvial del Besòs hace algunos días gracias al desfibrilador externo automático (DEA) que los agentes llevan en el coche.

 

El accidentado, un ciclista de 52 años, sufrió una caída que, a pesar de no producirle heridas externas muy graves, sí le afectó internamente. Producto del golpe, el vecino cayó desplomado al césped que hay junto al carril bici y comenzó a sufrir una parada cardíaca. Afortunada y casualmente, dos ciclistas que también hacían deporte de buena mañana, un policía y una paramédica, se detuvieron y socorrieron al hombre gracias a los conocimientos de primeros auxilios de qué disponen, aunque sin demasiados resultados. Una patrulla próxima de la policía acudió al parque rápidamente y utilizaron el desfibrilador automático, que debió propinar al hombre hasta dos descargas para poder reanimarle. Pocos minutos después, llegaron los servicios de emergencias, que atendieron al accidentado.

 

“El desfibrilador le salvó la vida, porque las maniobras manuales de reanimación no le hacían volver”, relata uno de los dos agentes que tomó parte en la actuación. “Hicimos un cursillo para aprender a usarlo y es una maravilla tenerlos”, admite. De hecho, es el segundo caso en el que la policía consigue salvar a una persona de un paro cardíaco, después de una primera vez este verano. De momento, la voluntad del Ayuntamiento de extender este sistema entre edificios municipales, instalaciones deportivas y cuerpos de seguridad está dando buenos resultados. Dos vidas salvadas son mucha razón.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,570FansAgradda
1,544SeguidorsSeguir
2,451SeguidorsSeguir
35SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM