spot_img
spot_img

Apuñalado un vecino del Besòs tras una protesta contra pisos ocupados y tráfico de drogas

10/11/2015 – Los hechos se produjeron al final de la manifestación, en la calle Berenguer; la víctima, de 30 años, falleció en plena calle.

La tensión se podía sentir en el ambiente durante las primeras manifestaciones de los vecinos del Besòs contra los pisos ocupados y el tráfico de drogas en la zona, y esta noche finalmente se ha tenido que lamentar la tragedia. Un hombre de unos 30 años ha sido presuntamente apuñalado por dos jóvenes, de 20 y 18 años, todos vecinos del barrio, que fueron detenidos en el acto.

Como cada lunes, vecinos del Besòs se manifestaron en sus calles contra el problema de los pisos ocupados y la venta de estupefacientes, un problema que, aseguran, proviene de un mismo grupo de conflictivas personas. Hicieron el habitual recorrido, señalando las porterías afectadas por las entradas ilegales, y en el tramo final, en la calle Ramon Berenguer, hacia las nueve de la noche, se produjo el incidente.

Cuando la protesta ya se disolvía y todo el mundo marchaba, la víctima, ante el Bar Porras, fue increpado por dos jóvenes que residen en uno de los pisos ocupados del barrio, apunta la asociación de vecinos. Fue entonces cuando tuvo lugar el rifirrafe y los dos detenidos le asestaron varias puñaladas, según fuentes vecinales.

 

Manifestantes y policía, aún semiconcentrados en la plaza 25 de octubre y llamados por los gritos de auxilio, acudieron precipitadamente y los cuerpos de seguridad acordonaron la zona y detuvieron a los presuntos culpables. La manifestación, finalmente, se alargó hasta entrada la madrugada, debido a la indignación vecinal por la muerte. De hecho, Mossos tuvo que movilizar a algunos agentes para establecer un cordón policial. El cadáver no fue levantado hasta pasada la una.

 

“Después de  la rabia de ver a esos energúmenos pavoneándose y habiendo hecho aquello, nos fuimos a casa abatidos”. Los servicios de emergencias intentaron salvar al chico pero no pudieron hacer nada por su vida. Tenía unos 30 años, un hijo pequeño y esperaba otro junto a su mujer, embarazada. Esta mañana, los vecinos volvían a reunirse para decidir qué pasos dar a partir de ahora.

ARTICLES SIMILARS

COMENTARIS

SEGUEIX-NOS

3,570FansAgradda
1,544SeguidorsSeguir
2,451SeguidorsSeguir
35SubscriptorsSubscriure

INSTAGRAM