Registrat al Diari de Badalona

Trabajadores del Marina Besòs denuncian por incumplimientos a Gimesport

Jordi Ribalaygue - 28/11/2016

El sindicato CGT, que encabeza el comité de empresa de los empleados del polideportivo Marina Besòs, ha denunciado este viernes ante el Tribunal Laboral a Gimesport, que gestionó la instalación municipal hasta que renunció a mantener la concesión hace un mes. El presidente del comité, Jesús Ribó, explica que la acción dirigida contra la compañía se basa en que no ha tramitado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que la plantilla reclamaba para suspeder sus contratos, con el fin de no perder sus puestos cuando un futuro gestor comande el recinto, y por lo que considera un «despido tácito e improcedente» de la cuarentena de trabajadores. 

 

«La empresa no ha demostrado visos de querer favorecernos y, aunque hemos intentado agilizar el ERE, no nos lo ha ofrecido», critica. «Se le ha llenado la boca de responsabilidad pero, a la hora de la verdad, no ha sido así», añade Ribó, quien afirma que la administradora ha desatendido los requerimientos de Inspección de Trabajo para reunirse con el comité de empresa. 

 

Los trabajadores contratados por Gimesport no ingresaron la nómina de octubre, después de que la concesionaria se declarara incapaz de asumir más gastos en la zona deportiva al culpar al Ayuntamiento de causarle un supuesto ahogo financiero. Con la denuncia, el personal intenta que la Justicia le dé la razón para percibir cuanto antes un subsidio de desempleo.

 

Los afectados no saben cuándo cobrarán la mensualidad pendiente ni tienen perspectiva de percibir el salario de noviembre. «Somos trabajadores con sueldos de 1.000 euros o menos. Vivimos del aire y de la solidaridad de amigos y familiares», advierte Ribó, que insta al gobierno local y los grupos políticos de Sant Adrià a que «tomen decisiones rápidas» que remedien el colapso del Marina Besòs.

 

Los representantes de los trabajadores comentan que han sido citados hasta ahora en dos ocasiones el Consistorio. En la última cita, Ribó explica que el alcalde, Joan Callau, ofreció «buena voluntad» para que la actividad se retome en el equipamiento «en unos tres meses». Es decir, hacia febrero. El ejecutivo del PSC idea una adjudicación provisional en la que, tras reparar algunas deficiencias de las instalaciones y restablecer el suministro cortado de gas, una empresa asuma los costes de funcionamiento –incluidas las retribuciones del personal– mientras redacta el pliego de condiciones para someter la concesión definitiva a concurso.

 

Ese esquema no convence a toda la oposición. De hecho, el concejal de CiU, Xavier Soley, defenderá una moción en el pleno municipal del lunes en la que plantea que la empresa municipal EUSAB asuma la gestión pública del recinto. La idea es que la sociedad municipal se haga cargo de reabrir y administrar el complejo «de manera transitoria y con carácter de urgencia», mientras se estudian fórmulas de gestión de la zona deportiva y se concreta si se ve afectada por los proyectos urbanísticos que sobrevuelan la fachada marítima. A su vez, Ciutadans formulará otra proposición en contra de que el polideportivo desaparezca en el futuro de su actual ubicación frente a la playa.  

 

Ribó dice que no les parece «ni bien ni mal» que la Casa de la Vila, mediante algún mecanismo a su alcance, intervenga para hacerse con las riendas de un equipamiento que es de titularidad municipal. «El Ayuntamiento debe aliviar de algún modo la situación y procurar que cobremos al menos una parte del sueldo que se nos adeuda», expresa el presidente del comité, quien agrega que «por razones humanitarias, el Consistorio debe intentar que no se alargue este período». 

«Existe un aval de la empresa y sabemos que la subrogación es difícil, pero lo urgente es comer», resume Ribó. La plantilla del Marina Besòs prepara movilizaciones que harán visible sus quejas en los próximos días en la ciudad.  

Afegeix el teu comentari