Registrat al Diari de Badalona

La Fiscalía pide 22 años por la muerte que desencadenó el choque entre clanes de la Mina

EFE - 10/04/2017
Pintada que recuerda al fallecido, en La Mina / J. Ribalaygue

La Fiscalía pide 22 años de cárcel para el presunto autor del homicidio de un hombre en una discusión ocurrida en enero del año pasado en el Port Olímpic de Barcelona, crimen que desembocó en un enfrentamiento entre dos clanes gitanos rivales del barrio La Mina de Sant Adrià de Besòs.

En su escrito de calificación, el ministerio público pide también penas de cinco años de cárcel para dos acompañantes del presunto homicida que, en el transcurso de la discusión, golpearon e hirieron con objetos cortantes a la víctima, Daniel U., perteneciente al clan gitano de La Mina conocido como “Los Baltasares”.

El crimen, perpetrado presuntamente por Luis Cortés, miembro de la familia “Los Pelúos” de La Mina, provocó que este clan gitano abandonara el barrio de Sant Adrià de Besòs por temor a represalias a raíz del enfrentamiento generado con “Los Baltasares”.

La Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que uno de los procesados inició una discusión verbal con la víctima en el interior de un bar del puerto de Barcelona en el que ambos estaban de fiesta, la madrugada del 24 de enero de 2016.

En el transcurso de la discusión, el presunto homicida. Luis C., y sus dos acompañantes, agredieron reiteradamente a la víctima, “haciendo uso de objetos cortantes”, con lo que le provocaron heridas en la cabeza, el cuello y la espalda.

Según el ministerio público, ese momento fue aprovechado por el acusado Luis C. para, “con el propósito de acabar con la vida de Daniel o, al menos conociendo y aceptando las altas posibilidades de hacerlo con su conducta, clavarle un cuchillo en el torso que perforó la arteria torácica y provocó su fallecimiento a causa de la pérdida de sangre”.

La Fiscalía cree que los acusados se aprovecharon de la “absoluta indefensión” del fallecido, debido a su superioridad numérica y al estado de ebriedad de la víctima, que presentaba un tasa de alcohol de 2,88 gramos por litro.

El ministerio público pide también que al presunto homicida, que será juzgado por un jurado popular, se le prohíba aproximarse a menos de mil metros de los familiares de la víctima o comunicarse con ellos por un período de diez años.

Afegeix el teu comentari