Registrat al Diari de Badalona

El vecindario de La Mina inicia una campaña de financiamiento para continuar su lucha administrativa

Ángela Vázquez - 05/11/2019
Paqui Jiménez, veïna de Venus i representants d'Objectiu Venus

 
El bar San Martiño II que regenta la ya conocida Paqui Jiménez, representante de los vecinos y vecinas del bloque Venus de La Mina, se ha convertido hoy, 5 de noviembre,  en un espacio informativo sobre el crowdfunding que han decidido iniciar las personas afectadas por las inexistentes medidas del Plan de Transformación de La Mina.
 
Casi 20 años después de lucha, son 190 las familias que aún continúan sin casa. El derribo del edificio Venus está previsto desde el año 2000 y esta es una medida que se contempló en dicho Plan de Transformación, así como el realojo de los vecinos y vecinas del bloque. Sin embargo, el proceso lleva paralizado desde entonces y la única solución que el Consorcio del barrio de La Mina plantea es pagar 34.000 € por otro piso con condiciones de préstamo hipotecario privado. Una alternativa injusta que traslada la responsabilidad a las personas afectadas y que no soluciona el conflicto de un proceso iniciado y gestionado por las administraciones que forman parte de este Consorcio, las cuales alegan “falta de recursos económicos”.
 
“Nos están haciendo malvivir desde que el edificio lleva en pie”
 
Paqui Jiménez explicaba la actual situación judicial de los vecinos con el Tribunal Superior de Justicia y también la realidad social: “Nos están haciendo malvivir desde que el edificio lleva en pie. Tenemos goteras, gente que monta cabañas en los terrados, llevamos con cortes de luz desde hace 3 años… Estamos muy desmotivados”, aseguraba Paqui.
 
Proyecto Venus, que así es como se llama este grupo de vecinos y vecinas que piden soluciones, ha iniciado una campaña de crowdfunding, asesorados por el Colectivo Ronda, y reclaman al Consorcio el pago de 100.000 €en concepto de daños y perjuicios para cada una de las familias afectadas por los años de parálisis del proceso de expropiación. “El mínimo que queremos recaudar son 12.800€, 9.000€ de los cuales serán para el proceso judicial y el resto para la plataforma Goteo. Si pasados los primeros 40 días desde que iniciamos la campaña, llegamos a esta cifra, iremos a por la cifra óptima, que es de 17.800€. Estos 5 mil euros más irán destinados a hacer un análisis pericial del edificio. Lo que sobre de todo se donará a los 2 casales del barrio”, han explicado desde la plataforma.
 
Un proceso, por lo tanto, largo y costoso que supondría el derribo, finalmente, de Venus y el realojo con garantías públicas y dignas a sus habitantes.
 

Afegeix el teu comentari