Registrat al Diari de Badalona

El Marina Besòs, al borde del cierre por su deficitaria situación económica

Jordi Ribalaygue / Javier Torres - 27/10/2016
Foto de archivo del Marina Besòs

La deficitaria situación contable del polideportivo Marina Besòs amenaza con provocar el cierre de la instalación pública. Este lunes, se cortó el suministro de gas por una deuda que, hasta septiembre, ascendía a 50.412 euros. La empresa que gestiona el recinto, Gimesport, ha advertido de que no puede afrontar los impagos que el equipamiento ha contraído, en especial, con Hacienda, la Seguridad Social y Gas Natural, y este miércoles devolvió las llaves del equipamiento al Ayuntamiento. La empresa da por concluida su responsabilidad e insta al Consistorio a hacerse cargo de todos los gastos a partir de esta misma semana, incluidas las nóminas de los 45 empleados.  
 

Gimesport presentó este miércoles un requerimiento notarial en la Casa de la Vila, en el que solicita que se dé por resulta la adjudicación de la zona deportiva, “por no poder garantizar la continuidad del servicio”, explica el administrador de la firma, José María Palacín.
 

Previamente, la sociedad había solicitado en dos ocasiones durante octubre que el Ayuntamiento interviniera la concesión de manera temporal. Según Palacín, no han recibido respuesta. “Tenía sentido que se interviniera si se liquidaban los recibos pendientes. Ahora no hay posibilidad de mantenerla”, afirma.

 

Los gestores de la zona deportiva responsabilizan al gobierno municipal del desequilibrio financiero en las cuentas. Desde el verano, le exigen en el juzgado más de un millón de euros, en su mayoría por compensaciones no transferidas que Gimesport reclama por las horas que clubes de la ciudad ocupan el pabellón de manera gratuita. También achacan al Ayuntamiento incumplimientos al no invertir en obras comprometidas desde hace años.

 
En medio de la disputa entre ambas partes, la empresa urgió a mediados de octubre al gobierno local a rescatar por un tiempo la adjudicación para saldar las facturas de gas que ha acumulado, y que ya ha supuesto que el polideportivo se quede sin abastecimiento. A su vez, la concesionaria debe a la compañía 37.611 euros más por las calderas y 17.696 euros en luz.

 
Gimesport también instó este mes al Consistorio a que costee el resto de gastos pendientes. El administrador contabilizaba una deuda de unos 700.000 euros entre todos los compromisos económicos pendientes. La firma propuso que el Ayuntamiento atienda las obligaciones echando mano del aval de unos 270.000 euros que depositó por la adjudicación del equipamiento. El adjudicatario entiende que sus peticiones han sido desoídas.

 
Las relaciones entre la Casa de la Vila y los actuales administradores del Marina Besòs se han ido deteriorando en los últimos meses. El ejecutivo municipal desestimó este verano una reclamación patrimonial que Gimesport interpuso para ser compensada por unas pérdidas que, a enero de 2015, cuantificaba en 917.887 euros, un agujero que afirma que ya ha crecido a más de un millón.

 
“Estamos aquí por el Ayuntamiento, que nos ha llevado a una situación de asfixia por una razón que se nos escapa”, opina Palacín. El polideportivo cuenta con unos 1.500 usuarios, una cifra que ha ido reduciéndose hasta hace poco cada mes, según cuentan los administradores, y lejana a los 2.680 socios en que sitúan el fiel de la balanza para que los gastos no pesen más que los ingresos. Gimesport calcula que soporta cada mes entre 22.000 y 30.000 euros de déficit. Factura alrededor de 50.000 euros mensuales, cuando sostiene que, para equilibrar sus finanzas, debería recaudar unos 80.000 euros cada 30 días. Dice que las cuotas de los abonados da para poco más que pagar sueldos.

 
Proyecto de viabilidad con capital privado
 
Los gestores reprochan al gobierno que no se haya pronunciado respecto al último plan de viabilidad que han formulado para reflotar Marina Besòs. El proyecto contempla transformar el recinto con 24 pistas de pádel que asumiría el club Star's Padel, nuevos vestuarios, una reformada piscina exterior y la construcción de un estadio de fútbol semicubierto, aparte del Ruiz Casado y que correría a cargo del Club de Fútbol Damm.
 
Aunque queda por precisar cómo se financiaría la operación, Gimesport asegura que ofrecía al Ayuntamiento no desembolsar nada a cambio de prorrogarle la concesión, que expira en 2017. Fuentes municipales explican que los servicios jurídicos nunca han terminado de ver claras las propuestas de los administradores del complejo.

 
El gobierno busca la forma de reabrir lo antes posible

 
El Ayuntamiento ha aceptado este miércoles la entrega de llaves y, en consecuencia, tomar las riendas de un contexto que complica la gestión general de los polideportivos adrianenses. Instantes antes del cierre de esta edición, la situación estaba envuelta de incerteza, si bien fuentes de gobierno explicaron que los procedimientos administrativos para rescatar el Marina Besòs estaban en marcha.
 
Gimesport avisó esta semana que continuaría abriendo el complejo deportivo hasta el lunes, y que si el lunes no tenía noticias del Ayuntamiento, pediría medidas cautelares al Contencioso Administrativo. En cualquier caso, el concejal de Deportes, Juan Carlos Ramos, explica que asumirán el mando, pero ello conllevará el cierre temporal del recinto durante un período de tiempo que desde el ejecutivo no han sabido concretar. Alcaldía redactaba este mismo miércoles los decretos para poder efectuar el rescate, mientras personal técnico visitaba las instalaciones para conocer el estado de las mismas.
 
El objetivo, ahora, es buscar la fórmula para poder reabrir el Marina Besòs lo antes posible y asegurar la continuidad de la plantilla. Entre este miércoles y jueves, representantes del gobierno se reunirían con la oposición y los trabajadores para dibujar la situación. Este jueves, los distintos departamentos del Consistorio implicados se reúnen de urgencia para explorar las opciones más solventes.

 

Fuentes del comité de empresa muestran preocupación por la situación de incertidumbre, sobre todo en lo que al pago de las nóminas se refiere.

 

Sin piscina ni agua caliente en los vestuarios

 
A falta de conocer el futuro inmediato del polideportivo, lo que este miércoles era definitivo es que el complejo ya no contaba con agua caliente tras el corte del suministro del gas. Eso supone que las entidades deportivas asiduas en el Marina Besòs ni siquiera hayan podido entrenar este martes. El resto de actividades se han llevado a cabo con concierta normalidad, aunque los usuarios no dispusieran de agua caliente en las duchas de los vestuarios.
 
Vecinos y miembros de asociaciones como el Club Natació Sant Adrià ya han mostrado su malestar por una situación, que, apuntan, ya era mala por el estado de la instalación antes de los últimos hechos. Desde la concejalía de Deportes trabajaban este miércoles para reubicar en el resto de complejos de la ciudad a las entidades deportivas que desarrollan su actividad en el Marina Besòs, así como los cursos ofrecidas a los abonados.

Comentaris
Años de mala gestion, nulo o escaso mantenimiento desembocan en esto, ahora pretendian que el Ayto. se hiciera cargo de las deudas contraidas y que no han sido capaces de satisfacer, y de por medio Sant Adria a punto de perder otra instalacion como paso con Can Ricart, que cerro "temporalmente" y asi sigue CERRADA y sin vistas de que se solucione y se reabra, y en medio salen perjudicados los de siempre, socios, abonados, entidades deportivas y escuelas, en la calle, algunos recien iniciada la temporada y con la incertidumbre de que va a pasar, porque la Federaciones tampoco ayudan demasiado, mas preocupadas en cobrar que en otras cosas.
+1
-39
-1
You voted '+1'.

Pàgines

Afegeix el teu comentari