Registrat al Diari de Badalona

El futuro crematorio funerario de Sant Adrià se topa con la oposición de parte de la ciudad

Javier Torres - 29/03/2016
Terrenos donde se situará el futuro tanatorio

Hace unos meses, antes de verano de 2015, comenzaba a materializarse la idea de que Sant Adrià tuviese, en unos pocos años, un tanatorio dentro del término municipal, un servicio inexistente hasta ahora. El proyecto parte de la venta de unos terrenos del Consell Comarcal, una pequeña pastilla de los cuales pertenece a la ciudad, a un grupo privado que desarrollará las obras y gestionará el servicio. Los trámites necesarios pasaron por pleno durante estos últimos años sin levantar ningún tipo de polémica, la transacción previa subasta se produjo por un importe de algo más de 6 millones y algunos medios, como el Diari de Sant Adrià, informaron de la iniciativa sin más complicación. Unos meses más tarde, no obstante, hacia finales de 2015, comenzó a surgir un movimiento ciudadano a través de las redes sociales contra la instalación del horno crematorio que llevará incorporado el tanatorio. Se han movilizado, se están organizando y constituyen una plataforma que está recogiendo firmas e informando a la ciudad.
 
Una de las principales quejas que exponen los portavoces de la Plataforma Stop Crematori es la falta de información que se ha brindado a la ciudadanía. Miembros del colectivo han salido a la calle para recoger firmas durante las últimas semanas y aseguran que prácticamente nadie sabía de la futura construcción del tanatorio. Han recogido ya más de 1.000 vía Internet y cerca de otras 1.000 presenciales contra el horno crematorio. La base de la reivindicación de la plataforma, más allá de la “opacidad”, es el nivel de contaminación que supondría. Aseguran que Sant Adrià, con la presencia de la Ronda Litoral, la Gran Vía y las zonas industriales y de producción energética a pie de playa ya padece uno de los niveles de contaminación del aire más elevados del área metropolitana.
 
Por otro lado, sostienen que la implantación del horno ignoraría algunas recomendaciones ambientales de la Unión Europea. Esa será una de las alegaciones que la plataforma presente en los recursos con fundamentación jurídica que entregará al Ayuntamiento y la Generalitat, el próximo paso de este colectivo a cuyas reuniones acuden decenas de personas, apuntan.
 
Desde el gobierno local recuerdan que el proyecto ha sido discutido en pleno varias veces y que se consultó a todos los partidos en el pasado mandato sin encontrar ninguna voz detractora. El alcalde Joan Callau explica que se trata de un servicio más para la ciudad sin suponer un gasto a las arcas municipales. Además, apunta, para conseguir las licencias necesarias para operar se requieren tres informes ambientales positivos del Área Metropolitana, de Bombers de la Generalitat y de la Direcció de Qualitat Ambiental. “También hemos pedido al Consorci del Besòs que realice modelos de contaminación para que todo el mundo vea que no tenemos problemas fuera de lo común con la contaminación”, informa Callau.
 
El máximo responsable del gobierno indica que “el nivel de contaminación del horno es insignificante, pero tiene mal nombre”. Una de las medidas que se tomará para rebajar las potenciales emisiones será pedir a la empresa medidas de filtración aptas para un horno de gran capacidad, aunque el que se instalará será de baja capacidad.
 
Callau, por otra parte, y a modo de ejemplo, defiende la nula afectación de los hornos en la salud de las personas tomando como referencia otras instalaciones similares en localidades del área de Barcelona. El de L’Hospitalet, el más activo de Catalunya, se encuentra junto a la Ciutat de la Justícia, entre hoteles, vecindarios con alta densidad y el recinto ferial donde se celebran acontecimientos como el MBC.
 
El Ayuntamiento se encuentra en proceso de reunión tanto con las entidades vecinales como con la plataforma para dar información y recoger opiniones. Una de ellas, la de la AVV del Besòs, uno de los barrios más cercanos al futuro enclave del tanatorio, es que el servicio se debería construir, pero sin horno, y que, en cualquier caso, se debería realizar una consulta ciudadana. También distintos grupos políticos del Consistorio, MES, ERC y Sant Adrià en Comú, se oponen al crematorio. Este miércoles, el pleno debatirá una moción al respecto.

Comentaris
Prou brossa a Sant Adrià i encara menys a La Catalana. Estem farts. Stop Crematori.
+1
+63
-1
You voted '+1'.

Pàgines

Afegeix el teu comentari