Registrat al Diari de Badalona

El CAP de La Mina gana en servicios con el nuevo edificio

Jordi Ribalaygue - 12/09/2017
Foto: Generalitat

Tras unos meses de espera, el nuevo ambulatorio de La Mina está abierto a la población desde primeros de julio. El edificio ha costado más de nueve millones de euros, según informa el Departament de Salut de la Generalitat, y se sitúa a escasos metros de las anteriores dependencias, para las que se busca un nuevo uso.

Con el flamante Centro de Atención Primaria, se incrementan los espacios de atención primaria, atención continuada, atención a la mujer y salud reproductiva y salud mental. La sala de venopunción y el centro de desarrollo infantil también se han mudado. El ambulatorio cuenta con 45 profesionales.

La Generalitat sitúa a La Mina como uno de las 180 áreas básicas de salud donde se requiere incrementar la inversión a partir de este 2017 y hasta 2021 para hacer frente a las afecciones que prevalecen en la zona, en buena medida debido a los efectos de la pobreza.

Las estadísticas de Salut apuntan que la población que acude al ambulatorio de La Mina es la que muere a la edad más temprana en Cataluña, junto a la del barrio de Sant Cosme en El Prat de Llobregat. Mientras la esperanza de vida en la orilla norte de Sant Adrià alcanza los 83 años, en el lado sur se queda en los 79,2 años.

 La directora del CAP de La Mina, Sílvia Calvet, achaca el mal dato a condicionantes como “el estilo de vida y el entorno, desde la vivienda al nivel de instrucción”. En el barrio hay un 43% más de diagnósticos por obesidad que en el resto de Cataluña y las hospitalizaciones por hipertensión y diabetes superan la media. Se atienden más patologías mentales, y el impacto por el consumo de drogas o alcohol es entre cuatro y siete veces superior, aunque sus efectos letales han remitido.

El equipo médico intenta cambiar costumbres, impartiendo ejercicio físico para adultos o transmitiendo hábitos de alimentación, higiene y sueño a los menores. En La Mina y su entorno, Salut estima que el 71,5% de los vecinos cobran menos de 18.000 euros anuales (son un 5% más que en la margen norte de Sant Adrià) y un 34,5% de la población acredita una formación insuficiente (un 12,1% más que al otro extremo del Besòs).

El CAP de La Mina tiene bajo su cuidado a 15.000 personas. Es una población que acude con una alta frecuencia a la consulta; a veces, de modo exigente. “Aprendes a aplacar la insistencia del paciente, y así conoces a las personas y sus urgencias”, comenta la enfermera Elisabet Carrera, adjunta a la dirección, “tardas más en terminar, pero también recompensa. Es una población que confía mucho en nosotros”.

Afegeix el teu comentari